martes, 27 de diciembre de 2011

El concepto de White Christmas

En estas fiestas tan señaladas, me llena de orgullo y satisfacción analizar los pequeños matices que diferencian qué se entiende por “White Christmas” en Suecia y qué se entiende por “Blanca Navidad” en España”. A priori, según el traductor de Google, Blanca Navidad = White Christmas. Es lo mismo y punto. Ahora bien, ¿piensan un español y un sueco en lo mismo cuando alguien habla de blanca navidad?

El concepto es el concepto
Como diría Pazos, ¿y el concepto, eh? Ah amiga, a los hechos me remito. Para un Español tener una blanca navidad significa que el día de navidad todo esté blanco, cubierto de nieve. Cualquier español estará de acuerdo con esta descripción, que no es ni más ni menos que una interpretación literal de una frase que refleja lo que una persona ve al por la ventana cuando se levanta un día de navidad y ve que está todo bien blanco. Un razonamiento lógico y pragmático:
  • ¿Es navidad? Sí
  • ¿Está todo blanco? Sí
Conclusión: blanca navidad

Más claro, agua, ¿verdad? Pues parece que los suecos no lo ven así. Si un Sueco amanece el día de Navidad, se asoma la ventana y lo ve todo cubierto de nieve puede que se lleve una decepción tremenda y diga algo como “What a pity, no White Christmas this year” (Qué lástima, no tenemos blanca navidad este año). ¡Pero cómo que “no White Christmas”! ¡Si las calles parecen el escenario de un invierno nuclear post-apocalíptico! ¡Si tenemos palmo y tres cuartos de nieve cubriéndolo todo!

Un español cualquiera tendrá que reprimir por unos instantes sus ganas irrefrenables de zarandear al sueco en cuestión y limitarse a preguntar qué demonios entienden por allí por White Christmas. El sueco te mirará estupefacto y contestará con desidia y petulancia algo como “Un día de Navidad donde esté nevando cosa fina, por supuesto”. Del mismo modo, dará a entender que cualquier otra interpretación de la frase Blanca Navidad es errónea, que sólo los blandos de corazón dirán que están disfrutando de una Blanca Navidad aunque no nieve ese mismo día.

Quiero recalcar que esto no es una exageración ni un simple producto de mi imaginación. De hecho en una de las primeras conversaciones que tuve sobre los inviernos suecos con mis compañeros del máster salió el tema, con los suecos lamentándose de que en los últimos años no habían tenido casi ningún White Christmas. Mi reacción inmediata fue de incredulidad, porque Suecia en invierno es sinónimo de nieve por doquier, así que me fui con la mosca detrás de la oreja a preguntar a algún extranjero que llevara viviendo en Estocolmo unos cuantos inviernos. La respuesta, traducida, siempre era la misma: “¿Qué aquí no hay Blanca Navidad? Las narices. Todos los años por navidades está todo blanco, todo. No sé quién te habrá contado esa milonga”.

Quizás te interese:
- Junio en Estocolmo: más frío que en Navidad
- Primavera en Suecia: es mayo, ¿qué ropa me pongo?
- La primavera en Suecia
- Siete razones por las que me gusta el invierno sueco
- Shock cultural: en Suecia, julio es agosto
- Noviembre en Estocolmo - Winter is coming

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada